Antes de nacer los niños se encuentran en un ambiente acuático, el útero materno, donde usan intuitivamente algunos movimientos en el líquido amniótico, que le facilitan aprender a nadar de forma muy elemental a edades tempranas. Es por ello que pueden aprender a nadar, tramos muy cortos con estilos de nado muy rudimentarios en estas edades. Estas clases y aprendizajes se deben realizar con alguien de absoluta confianza del niño, como su mama o su papa. La idea general es poco a poco dejarlo solo para que aprenda a sostenerse por sí mismo en el agua. Luego de esto, a avanzar de forma intuitiva. Los movimientos son en general muy poco eficaces, comparados con la técnica de un adulto pero al menos le permite sobrevivir si se encuentran en una situación de peligro, siempre y cuando la distancia sea muy corta y de muy poca duración, por ejemplo la piscina pequeña de una casa. Esto no es en realidad saber nadar, sino solo aprender a sobrevivir en el agua durante una situación de peligro de corta duración en un entorno controlado. Esto no debe ser suficiente, es solo los primeros pasos acorde a estas edades. El niño a partir de los seis años debe aprender a nadar de forma real y eficiente.

La natacion sin secretos. Como entrenar a ninos.

Los niños deben comenzar a aprender la verdadera técnica de la natación, a partir de los 6-7 años pues recién a esta edad comienzan a adquirir las cualidades psíquicas, físicas y biológicas adecuadas. El proceso de aprendizaje es largo y difícil durando hasta aproximadamente los 10 u 11 años de edad. La progresión del aprendizaje es más o menos la siguiente, como en cualquier proceso de aprender a nadar:

  • Posición de flecha en tierra. Esta es la posición fundamental en natación.
  • Posición horizontal o de flecha en el agua ( Dos etapas, primero agarrado a la pared o tabla y luego sin agarre o/y, sin tabla)
  • Pateo en posición horizontal o de flecha
  • Brazada con pateo y en posición de flecha.
  • Respiración con todo lo anterior.

No hay un método de aprender a nadar en niños y otro en adultos. El método es el mismo y la serie de pasos la anterior. Lo que pueden variar son los ejercicios para lograr realizar esos pasos. En nuestro curso (Ver cursos) se sigue exactamente este tipo de pasos.

Normalmente se aprenden primero los estilos alternos y luego los simultáneos. Los estilos alternos son el libre y espalda, llamados así por el movimiento alterno de brazos y piernas al efectuar la rotación longitudinal del cuerpo. Los simultáneos son el pecho y mariposa, llamados así por ser simultáneos la acción de los brazos y piernas, así como su rotación alrededor de un eje transversal.

Elementos indispensables para un avance efectivo:

  • Realizar los ejercicios en tierra y luego en el agua. Esto es fundamental e increíblemente efectivo. Desgraciadamente, muchas veces subestimado por los entrenadores y nadadores que creen erróneamente que el nadador solo puede aprender en el agua (por ejemplo aprender el pateo y la brazada primero en tierra, luego practicarlo en el agua) (Ver ejercicios en tierra)
  • No se puede ir al siguiente paso hasta que no se haya vencido el anterior.
  • El niño aprende por imitación. Su profesor debe ser una persona que nade correctamente. Mostrar desde afuera o con indicaciones verbales de poco vale. El niño debe ver lo que se desea que él haga. Un nadador que domine bien la técnica y la muestre en acción, es excelente para que un niño lo imite y aprenda los movimientos de nadar.
  • Debe tener juegos y motivaciones aparte de la natación, pues su mundo fundamental es aún el juego.

Resumen de las características por edades.

Edad biológica y edad cronológica en los niños.

Un aspecto a tener en cuenta es la diferencia en edad cronológica y edad biológica. Los niños de seis años de edad cronológica no siempre tienen 6 años de edad biológica. Ni los de 8 o 10. Es por ello que muchas veces un niño de 10 años es mayor y vence a otro nadando que es más pequeño, pero al llegar a los 14-15 entonces el menor es mayor en tamaño o igual y este lo vence con facilidad. Esta es otra de las razones por las cuales en edades de 6-10 años no es tan importante competir, sino aprender a nadar con muy buena técnica, preparándose para cuando llegue a los 12-14 años de edad.

He conocido nadadores que han sido campeones nacionales a los 11 años y luego jamás fueron nada por problemas de desmotivación y abandono de la natación. Los padres culpan a los entrenadores de la deserción, cuando la culpa debe estar en los dos, los entrenadores por permitir “quemar” al muchacho y los padres por exigir desde edades tempranas que compita y compita.

En el siguiente post veremos otros aspectos de este tipo de ensenanza (Ver Ensenanza de la natacion en ninos 2)

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Leave a Reply

Your email address will not be published.