En las edades de los 6-7 a los 10 años se aprende fundamentalmente la técnica y la resistencia R1. Las competencias deben ser en general, grupales, no individualizadas y sobre todo nada de competir en estilos o distancias que aún no se domina adecuadamente. Si un nadador tiene realmente buen dominio de la técnica que va a competir, puede por supuesto dejar que compita. Pero normalmente el niño a esta edad no tiene ni la técnica depurada ni el proceso psíquico adecuado para aceptar victorias o derrotas. No obstante, las competencias en estas edades son tan frecuentes como los niños que nunca aprenden a nadar correctamente.

Otro común error son los padres. Comúnmente estos van a la piscina, ansían enormemente ver competir a su hijo y además, verlo ganar. Cuando crece ya dejan de ir a verlo con la misma frecuencia. En realidad debe ser todo lo contrario, de pequeño no deben competir sino pulir su técnica, y ya de más edad, con la técnica bien consagrada, competir. Hay niños que compiten y da hasta pena verlos, pues se les ve totalmente extenuados, con mala técnica, mientras sus padres gritan desaforados afuera de la piscina, disfrutando un espectáculo que para sus hijos no es para nada interesante ni agradable.

La natacion sin secretos. Como entrenar a ninos.

Si a un niño lo haces entrenar y competir con edades comprendidas entre los 7 y los 10 años, sin estar muchas veces bien preparado técnicamente por el poco tiempo que aun lleva en natación tendrá varios problemas:

  1. Lo hará mal pues no tiene aún la técnica adecuada, mecanizando movimientos defectuosos que serán muy difíciles de erradicar más tarde.
  2. Cuando tenga 14 años ocurre con frecuencia que está saturado de la natación, con gran cantidad de medallas engavetadas y padres aburridos de verlo competir y vencer… o perder. Tendrá entonces muchas probabilidades de abandonar la natación, cuando realmente en esa edad comienza su verdadero despegue en este deporte.
  3. Muchas veces ocurre además que ni tan siquiera se adquiera la técnica correcta, en el afán de competencia que existe.

En las edades de los 11 a los 15 se aprende o adquiere la resistencia R2, capacidad básica para su desarrollo como nadador. La competición debe igualmente ser cuidadosa. Muchos niños ganan a otros porque han desarrollado primero y tienen más fuerza y coordinación. Es por ello que no debe entenderse como buen entrenador a quien tiene buenos nadadores en esas edades. El buen entrenador es el que desarrolla adecuadamente con las edades las capacidades de los niños. La verdadera competencia entre nadadores y hasta entre entrenadores comienza de los 15 en adelante, cuando todos están ya iguales en desarrollo.  Ocurre con frecuencia que el chico que antes ganaba ya no lo hace más. Niños con desarrollo tardío con frecuencia son mejores nadadores que otros, pues tuvieron más tiempo biológico en desarrollar su capacidad aeróbica o de resistencia.

Estos son algunos de los principios de la natación en niños. Espero que con esto haya respondido a esos padres que me escriben diciéndome qué hacer para que su niño de siete años baje tiempos, cuando debe preguntar qué hacer para que su niño de siete años mejore su técnica. De igual modo no se debe preguntar qué hacer para su niño de 11 años mejore sus tiempos sino qué hacer para que su niño de 11 años mejore su capacidad de resistencia.

Cada edad tiene capacidades a lograr dependiendo del desarrollo del cuerpo humano. Es por ello que no deben ser violadas ni quemadas las etapas de desarrollo.

Solo así al final tendrán a  un verdadero nadador.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Leave a Reply

Your email address will not be published.