Aprender y Enseñar a nadar. Curso Aprender a Nadar y Aprender a Ensenar a Nadar

En los inicios del siglo XXI han aumentado las personas que desean practicar deportes por motivos de salud. Y la natación es un deporte fabuloso, pues prácticamente todos los sistemas del cuerpo humano son beneficiados con su práctica. Solo existe un problema: hay que saber nadar correctamente. Nadar no es como correr. Mucha gente cree que solo con ir a la piscina y darle a los brazos y piernas obtiene los beneficios esperados. Esto es un total error. Más bien si no se sabe hacer los movimientos correctos puede haber lesiones. También se cree que cualquier persona puede aprender a nadar, independientemente de la forma en que se enseña. Otro grave error.

Lo real es que toda persona que desee obtener los beneficios de la natación, ya sea competitiva o no, tanto si es un niño como si es un adulto, debe aprender a nadar correctamente. Para lograrlo, solo hay una vía: aprender de un método correcto.

¿Cómo aprender correcta y eficazmente? Como todo conocimiento humano, aplicando la ciencia. En este libro veremos cómo se debe enseñar y aprender a nadar. Para ver en detalle todo el proceso en vídeos, texto y fotos es necesario un libro aparte. Si deseas un libro semejante puedes obtenerlo en nuestro sitio web haciendo click aquí: “Natación para todos”.

1. Factores de los que depende un correcto aprendizaje.

En general un correcto aprendizaje depende de dos tipos de factores, los internos y los externos.

Factores internos (dependen de la persona que aprende):

a) La edad: Cualquier edad es buena para aprender a nadar pero esto no quiere decir que cualquier edad es buena para aprender a nadar correctamente. Tanto los extremos (los bebés o los ancianos) son edades difíciles para un buen aprendizaje. Los bebés aún no tienen capacidad motora ni de análisis para ejecutar los movimientos más eficaces en natación. Los movimientos de los pequeños son naturales y no siempre el movimiento natural es el más eficaz. De hecho los mejores movimientos en natación no son naturales en lo absoluto. Por otro lado, las personas de edad avanzada han perdido muchas veces la flexibilidad articular, sus músculos son fláccidos o con tendencia a lesiones. Aún así, nadar no implica hacerlo con técnica de los cuatro estilos clásicos.

Los bebés pueden nadar a su propia manera, con movimientos que eviten lesiones o accidentes, del mismo modo que las personas de edad avanzada.

b) La salud: Antes de practicar natación es recomendable que un médico nos autorice su práctica. Esto debe hacerse para cualquier persona, independientemente de su edad.

c) La disposición a renunciar de la seguridad de tierra a la inseguridad del agua. Hay personas que demoran mucho en aprender a nadar, incluso nunca aprenden correctamente por un problema psíquico. Simplemente estar en un medio líquido las atemoriza a tal punto que se bloquea su sistema nervioso, impidiendo cualquier avance en el aprendizaje.

Factores externos (no dependen de la persona que aprende):

a) El profesor: Este debe contar con un método basado en los principios metodológicos del entrenamiento deportivo. (Ver Tema 4. Las bases del entrenamiento deportivo)

b) El lugar: Debe ser tranquilo, que ofrezca seguridad y condiciones propicias para un correcto aprendizaje.
La seguridad:

Es importante tener claro el hecho que aprender a nadar tiene riesgos diferentes al aprendizaje de otros deportes. Existe un riesgo real de morir si no se toman las precauciones
necesarias. Aquí les mencionamos algunas:

  1. El agua debe estar limpia y transparente.
  2. Debe tener una profundidad que ofrezca confianza a las personas que aprenden.
  3. Deben existir medios de ayuda, como flotadores, tablas de natación, etc.
  4. Indicadores de profundidad en la piscina.
  5. Varas de ayuda en caso de necesidad o personas salvavidas vigilando a los que aprenden.
  6. Los que enseñan deben tener pocos alumnos para garantizar la correcta atención a cada uno.

La edad: Para aprender a nadar, la edad más recomendada es a partir de los 6 – 7 años.

Comenzar a partir de esas edades tiene varias ventajas:

1- Se forman hábitos de disciplina y organización a los niños.
2- Se puede establecer un plan de entrenamiento progresivo con objetivos anuales acordes a la edad del niño.
3- Se crea una base técnica y aeróbica aprovechando el desarrollo psíquico y físico del niño.
4- Existe una flexibilidad excelente para el pateo, base de las técnicas de nado. Esto se pierde con los años, sobre todo en edades avanzadas.
5- Menos miedo al agua. A los niños en general les gusta el agua.

Y un hecho irrefutable que avala lo anterior es que l os grandes nadadores mundiales han comenzado a esta edad y con planificaciones semejantes. Se hace virtualmente imposible
obtener logros en la natación de élite si no se ha desarrollado un adecuado plan de entrenamiento sistemático con objetivos por edades que van desde los 6 -7 años hasta los 20 –
21 años.

El proceso de enseñanza de la natación.

Todo aprendizaje tiene reglas y principios a seguir para lograr los mejores resultados de forma rápida y eficiente. En natación existen métodos de enseñanza que ha demostrado ser
altamente eficaces.

Métodos de enseñanza de la natacion Ver aqui

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

six + 15 =