El ritmo en natación

El Ritmo en Natacion. Como lograr nadar eficazmente en entrenamiento y una competicion.

El ritmo es una de las características típicas del deporte de la natación. Sin embargo la mayoría le presta poca atención, tanto entrenadores como nadadores, pensando que sólo entrenado con pesas y nadando fuerte se puede ganar. Nada más alejado de la realidad. Las últimas olimpiadas dieron fe de nuevo de lo contrario. Los nadadores con mejor ritmo resultaron ser los más triunfadores.

Analicemos brevemente algunas de las competencias de Londres 2012 y veamos los parciales de nado. Veamos los 100 mariposa, una prueba corta y que supuestamente puede nadarse sin ritmo. Nada de eso. A partir de los 50 metros, sin ritmo perderás, aún cuando sea solo de centésimas. Y al revés, con ritmo tienes grandes posibilidades de ganar.

Observemos que Phelps mantuvo el mismo tiempo en la ida y en la vuelta. Recordemos que en la salida son dos segundos adicionales, por salir de arriba. En realidad, el tiempo de Phelps promedio de velocidad fue de 26.20 y 26.66. Los demás no mantuvieron sus tiempos, siendo más inconstantes, sobre todo en la regresada, pues sus músculos estaban más llenos de ácido láctico, resultado de ir demasiado rápido los primeros 50 metros. Tyler (25.90, 27.71) y Cavic (25.56, 28.10) tocaron incluso primero que Phelps el primer 50. Eso les costó caro al regreso cayéndose más de un segundo, un error fatal. Cavic incluso se cayó tres segundos conpletos, como un nadador de tercera.

Veamos  la final masculina de los 200 libres:

Vemos que Agnel mantuvo estrictamente sus tiempos desde el primero hasta el penúltimo donde aceleró, pero nunca al revés, tratar de acelerar al inicio. Nada de eso. Incluso el primer 50 fue precisamente el que más lento nadó (descontando nuevamente los dos segundos de salida) Excelente control que tuvo Yannick con los otros dos nadadores que por ser fondistas saben mantener muy bien el ritmo. Muy peligrosos y aún asi los venció, cosa que no hubiera podido de haber ido más rapido. Lochte por ejemplo tocó el primer 50 primero que Park y que Sun, pero no pudo con semejante ritmo. Se hundió totalmente en los últimos 50.

Lochte es un nadador muy constante, probablemente fue por tener la final del 20o espalda unos 40 minutos antes pero eso era su problema pues el programa de competencias lo sabía con anticipación. Posiblemente su afán de ganar a Phelps imitándolo en varias pruebas hizo pobre su desempeño.

En las pruebas de 100 metros se ve la exactitud aún mayor, de solo décimas. Veamos la de 100 metros libres:

Observe que en este caso Natan Adrian, el ganador, tocó segundo los primeros 50 metros. El que tocó primero, Brent Hayden se tuvo que conformar con el tercer puesto. En la carrera pareciera que Adrian y Magnusen aceleran pero en realidad lo que sucede es que Brent disminuye su ritmo, no pudiendo aguantarlo. Incluso los locutores, muchas veces sin saber mucho de natación, gritan eufóricos, explicando una supuesta remontada de otros nadadores, cuando lo que ocurre no es una remontada, sino una caída de los que van delante.

En esa prueba Magnusen termina mal, recogiendo las piernas antes del toque final, causa verdadera por la que no gana. Natan Adrian termina de forma perfecta, con un toque impecable y se lleva la medalla de oro. El toque y la forma de rematar lo veremos en otro post, más adelante. Si desea ver todo esto de una vez puede adquirir nuestro excelente libro: La Natación sin secretos, donde explicamos esto y muchas cosas más que sabemos serán de su interés.

El ritmo no solo funciona con los hombres, también con las mujeres. Veamos la final de los 100 libres femeninos:

La que ocupó el segundo puesto tocó primero en los primeros 50, lo cual ocasionó que fuera olvidada por la Historia. Ranomi (la ganadora) hizo un impecable primer 50, manteniendo una buena velocidad pero sin ir a tope y remató en el segundo, yendo incluso más rapido que en el primero. Tan Yi, sin embargo, hizo una prueba muy estable lo que le permitió ocupar sin problemas el tercer puesto. No podía ir a mayor velocidad y fue justo a la velocidad con la que podía acelerar al final y así lo hizo.

Muchos creen que se trata de no tocar primero. Usted puede tocar primero, siempre y cuando en la regresada de los demás tramos que le quedan mantenga o aumente la velocidad. Si en los demás tramos su velocidad cae, ha ido demasiado rápido en el primero.

El tramo más peligroso de cualquier competencia en natación son precisamente los primeros 50 metros. Cuídese de ellos y cuide a sus nadadores de esos 50 metros. De ellos depende el resultado de la prueba.

¿Y cómo entrenar el ritmo? Los nadadores no puede hacer como los corredores, que tienen un cronómetro todo el tiempo en una pantalla grande delante de ellos. ¿Cómo hacerlo?

El ritmo se entrena. Cualquier entrenador un poco habilidoso se dará cuenta de cómo  hacerlo. No obstante lo comentaremos en otro ocasión aunque si no recuerdo mal hay algún que otro post por ahi comentando sobre la forma de entrenar el ritmo.

El que desee una orientación profesional sobre cómo entrenar el ritmo en sus nadadores, cosa que comienza desde que son pequeños, puede adquirir nuestro libro “La natacion sin secretos” (Ver libro aquí)

[postlinks]

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.