PHELPS Y LOCHTE: DOS RIVALES QUE UNIDOS, TRIUNFARON EN PEKÍN

Compatriota del ganador de ocho medallas en Pekín 2008, Lochte acaba de conquistar los 400 metros estilos, en el trial de los Estados Unidos; ¿Quién será el mejor en el agua?

Para Michael Phelps, Londres 2012 será la oportunidad de quedar como el máximo ganador de medallas olímpicas de la historia. Luego de deslumbrar en Pekín 2008, cuando los flashes se dispararon para retratarlo con ocho medallas doradas colgadas del cuello, un récord de victorias en unos mismos Juegos Olímpicos (superó las siete de su compatriota y ex colega Mark Spitz, cosechadas en Munich 1972), el nadador de Baltimore, dueño de 16 preseas, irá por la marca de la ex gimnasta rusa Larisa Latynina, que se apropió de 18 en los años cincuenta y sesenta. De lograrlo, tendría un buen argumento como para ser considerado el mejor deportista de todos los tiempos.

Pero en los próximos Juegos afrontará una dificultad del mismo palo. Porque Ryan Lochte es no sólo compatriota, sino que además compartió equipo con Phelps hace cuatro años en la capital china, donde juntos vencieron en 4 x 200 metros libre, representando a Estados Unidos, por supuesto. Es que desde el momento en que Michael completó su actuación fulgurante, Ryan se propuso ser el mejor nadador de piscina del planeta. Y se puso en campaña: creció físicamente, ganó velocidad (su plusmarca de 1m54s para los 200 metros combinados, del año pasado, fue la primera de larga distancia desde que fueron prohibidos los trajes de alta tecnología, en 2010) y se volvió más saludable, al cambiar su favorito McDonald’s por una dieta de vegetales y proteínas.

Su cambio y su esfuerzo tuvieron resultados. En las eliminatorias preolímpicas estadounidenses de este año, Lochte se impuso a Phelps en 400 metros combinados, con 4m7s6/100, 83/100 menos que lo que marcó su gran adversario. En 200 metros, también combinados, perdió por casi nada: 9/100, en una carrera que parecía tener ganada.

No por nada Lochte, que cumplirá 28 años el 3 de agosto, en plenos Juegos, nada 72 kilómetros por semana. Y desde que el multicampeón olímpico hizo estragos en Pekín, el mejor ha sido su entonces compañero y futuro rival en Londres: obtuvo cuatro medallas doradas en el Mundial Roma 2009, seis en el campeonato Panpacífico California 2010 y cinco en el Mundial Shanghai 2011. “Para mí, nadar es todo. Puedo estar teniendo el peor día, pero una vez que pongo un pie en la pileta, todo desaparece. Y soy un atleta muy competitivo. Simplemente, amo competir”, apuntó Ryan.

La luz de Phelps se apagó un poco tras la gloria olímpica de 2008. Hasta apareció en una foto fumando marihuana con una pipa de agua durante una fiesta, lo que le valió la pérdida de algunos auspiciantes y una baja de imagen. Pero pidió perdón por eso. Y ahora quiere seguir vigente y capturar más triunfos. “No he tenido mucho éxito compitiendo con Ryan. Espero ponerme en una mejor posición este verano y estar mejor preparado”, confió. Entre ambos, arderá el agua en la piscina de Londres 2012.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.