De qué forma se pone la mano para empujar el agua? Esto es algo que cualquiera que haya practicado natación se ha preguntado al menos una vez.

En su libro “Natación” de E. W Maglischo, D. L. Costill, A B Richarson, Capítulo 6: “Propulsión y Resistencia”, Tercera Edición, se plantea que la mano debe colocarse en aproximadamente un angulo de 40 grados con respecto a la direccion de empuje.

Como se observa, es mejor (y de hecho sucede de ese modo) que el nadador corte el agua no con la mano totalmente perpendicular al movimiento, sino como las hélices de un barco, en un ángulo de aproximadamente 40 grados, pues de este modo las moléculas de agua llegan completamente a la parte interna de la mano permitiendo que sean empujadas hacia atrás, y en la parte posterior la unión de las líneas de flujo permite que la mano sea presionada hacia delante. Cuando la mano está perpendicular la tracción es mínima ante el choque demasiado violento de las corrientes de fluido con la palma de la mano y la poca presión exterior. El autor lo comparan a lanzar violentamente un cubo de agua contra una pared. Prácticamente toda el agua rebota. Ante esta magnífica evidencia no queda menos que aceptar que la mano debe estar inclinada.

Y que hay de la mano ahuecada o los dedos separados?

También plantea que se puede nadar con los dedos separados ligramente pues ha demostrado ser practicamente lo mismo que cuando están totalmente unidos, pero la mano, indiscutiblemente, debe estar casi plana, no en forma de cuchara.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.