Ejercicios para aprender a respirar en el estilo libre

Frecuentemente las personas que comienzan a aprender a nadar tienen dificultades en aprender a respirar en el estilo libre. Esto pasa porque han tratado de “volar etapas”, en el aprendizaje. La respiración en el estilo libre se realiza de forma natural si se ha aprendido la técnica del estilo por pasos.

Para aprender a respirar en el estilo libre se necesita primeramente dominar las fases iniciales del estilo.

1- Primera fase: Posición horizontal. Esta a su vez se divide en dos, la posición horizontal en el agua y la posición horizontal pateando. El vencimiento de esta etapa ocurre cuando ya la persona que se mantiene en posición horizontal, logra patear durante 25 metros seguidos, respirando como pueda, pero pateando y manteniendo la posición bien estirado, como se debe. (Observe en los ejercicios como la posición del nadador es completamente estirado) El vídeo es tomado de la clase 3 de nuestro curso de aprender natación (Ver aquí el curso completo)

2- Segunda fase: Los brazos. Luego que el cerebro deja de prestar una atención total al pateo, es hora de dedicarse a los brazos. Aún sin respirar, se le enseña a la persona a mover los brazos adecuadamente. fuera del agua, el codo siempre en alto, la mano rozando apenas el agua, cerca del cuerpo siempre. Al entrar primero que lo hagan las puntas de los dedos y se flexiona el brazo debajo del agua. Al salir, el dedo pulgar debe rozar el muslo (Ver técnica en animación) Esto se hace tanto en tierra como en el agua.

Posición correcta de los brazos. En la foto, Matt Biondi: Codo alto, mano rozando el agua.

Posición incorrecta: Mano alta, codo por debajo de la mano.

Cuando se logra mover los brazos de manera adecuada, sin respirar, entonces se comienza a enseñar la respiración. Importante. Solo si mantiene ya la posición horizontal y hace un correcto movimiento de brazos, se comienza la respiración. Esto es fundamental.

Si dejamos de darle importancia a estas dos etapas y el estudiante quiere comenzar a respirar, pues está desesperado por lograr nadar ya, cometerá errores y pasará aún más trabajo en respirar de manera adecuada. Entonces, cuando sucede eso, es que vemos en personas que nadan como ladean la cabeza, la sacan del agua y pierden su estabilidad, tanto horizontalmente como verticalmente. Estas personas nadan ya con graves errores y es muy dificil quitárselos más adelante.

3- Tercera Fase: La respiración. Para la respiración es importante que se practique la respiración inicialmente vertical, tomando aire arriba del agua y soltándolo todo debajo, haciendo burbujas. Luego que haya soltura en este ejercicio se comenzará a practicar la respiración horizontal. Para ello la persona se pone a nadar, realiza unas cuatro brazadas y bota todo el aire debajo del agua. Luego intenta girar suavemente su cabeza, (no levantándola) dejando la boca ligeramente fuera del agua y tomando el aire por ella. Se  aguanta la respiración, se coloca la cabeza en línea con el cuerpo, mirando un poco hacia delante, en el fondo y cuando deseemos respirar nuevamente, se expulsa todo el aire bajo el agua. Entonces se gira la cabeza y se toma aire por la boca.

Posición correcta de la cabeza al respirar. La cabeza está pegada al agua con un ligero giro, apenas perceptible, lo mínimo necesario para respirar. Es importántisimo para la correcta ejecución no confundir la rotación de la cabeza con la del cuerpo. El cuerpo tiene un giro de cadera mucho más amplio. La mayoría de los nadado res confunden estos giros como si fueran uno solo. La cabeza NO SE LEVANTA DEL AGUA. El brazo y la mano, perfectos.

Formas incorrecta de respirar. Cabeza alta, lo que provoca hundimiento de piernas:

Es importante que todo el aire se expulse debajo del agua, tanto por la nariz como por la boca. No hay tiempo para botar el aire encima del agua y tomarlo además. Es necesario coordinación. La única vía es irle mostrando al cerebro poco a poco lo que debe hacer.

Errores comunes.

En la primera foto, la cabeza ha rotado más de lo que debía. No está del todo mal, no ha salido del agua, pero la rotación se ha exagerado. La posición del cuerpo es lo suficientemente horizontal, pero el recobro está mal. La mano y el codo están a la misma altura Hay un gasto energético innecesario. La mano debe caer por gravedad, casi rozando el agua, haciendo que descanse el músculo de brazo y antebrazo en esta fase

En esta segunda foto está casi perfecto el movimiento. Correcta la alineación de la cabeza con el cuerpo, está correcto el giro de la cabeza con lo mínimo para respirar, está correcta la mano con respecto al codo, está correcta la entrada de la mano y el brazo en el agua, pero tiene un atraso de giro en la cabeza. En esa posición del brazo, casi entrando al agua, ya la cabeza debería estar casi girada hacia delante.

(Ver animación del estilo libre)

Con todo lo mostrado, usted será capaz de diferenciar los movimientos correctos de los incorrectos. Aquí les dejamos un vídeo de uno de los nadadores de crawl más técnicos de todos los tiempos: Ian Thorpe en sus momentos de gloria, la perfección hecha realidad. Observe su técnica y compárela con la de los otros nadadores: Atenas 2004, 400 libres:

This entry was posted in Aprender a nadar, Ejercicios básicos, Tecnica and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


three × 1 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing