La vuelta de libre es la forma más rápida en la que un nadador puede efectuar el viraje en una competición. También es la mejor forma de ejecutar virajes cuando se entrena en una piscina. Es rápida, elegante, eficiente. Al ver como un nadador ejecuta un viraje, se puede saber si ha practicado natación de forma competitiva o no anteriormente.

Aquí les dejamos los errores más comunes que son realizados al ejecutar la vuelta.

1- Dejar de nadar o interrumpir la frecuencia de brazada al acercarse a la pared. El nadador debe hacer la vuelta sin dejar de nadar, sin disminuir su velocidad de nado. Si puede, debe acelerarla para incrementar su velocidad de rotación, cuando tenga que transformar su velocidad lineal en velocidad angular.

farhandsflip

2- Piernas extendidas al ejecutar la vuelta. A menor radio mayor velocidad de rotación. Es un principio físico claro. No obstante, existía la idea que si las piernas estaban extendidas, era más rapido pues estaban fuera del agua. El incremento del radio no compensa de ningún modo la disminución del rozamiento, Actualmente se hacen ambas cosas. Piernas fuera del agua y recogidas.

3- Lanzar las piernas aceleradas sobre la superficie del agua. Este es un error muy común. Se olvida otro principio físico: cuanto más fuerte golpees el agua, con la misma fuerza te lo devolverá. Las piernas entran entonces más lento en el agua, disminuyendo la velocidad de la vuelta.

4-Falta de alineación del cuerpo ANTES que los pies alcancen el muro. Esto generalmente ocurre porque se ayuda demasiado con las manos en la vuelta. En la foto se puede ver el error. El primer nadador mueve las manos intentando ayudarse en el giro, con lo que pierde totalmente la alineación al tocar la pared. Debe entonces volver a llevar las manos a la posición correcta perdiendo tiempo. El segundo nadador realiza el mismo error, aunque en menor medida. El tercer nadador ejecuta la vuelta y al mismo tiempo, terminan alineados brazos y cuerpo.

4- No tener los brazos  alineados con el cuerpo como un torpedo cuando se empuja de la pared. En ningún momento de la competicion el nadador podrá ir a más velocidad que cuando se empuja de la pared (excepto en la salida). Es por ello que el empujón debe ser con gran potencia y la más mínima desviacion de la posición adecuada en el cuerpo provocará un deterioro enorme en la velocidad por el enorme frenado que sufrirá su cuerpo. A mayor velocidad en el agua, mayor rozamiento. Grandes velocidades implican forma del cuerpo lo más hidrodinámica posible para disminuir el frenado.

5- Empujarse con  un ángulo demasiado inclinado hacia arriba saliendo rápidamente a la superficie del agua, antes de haber aprovechado toda la potencia del empujón, deslizandose por debajo del agua. Esto normalmente se logra a un metro por debajo de la  superficie y al menos con tres patadas delfin antes de subir.

6- Crear un vacío entre el pateo delfín debajo del agua y el pateo alterno de libre al comenzar  a nadar. El nadador debe hacer todo el movimiento como si fuera uno solo. Patea delfín debajo del agua y sin dejar de hacerlo, comenzar a patear en alterno de libre. Una de las características de la natación como deporte es su fluidez, su continuidad de movimientos.

Esperamos que estos detalles le ayuden a incrementar la potencia y efectividad de las vueltas de sus nadadores o las suyas propias.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.