Natacion: Krisztina Egerzegui: una diosa nadando

Siempre que quiero motivar a un nadador busco los videos de los mejores nadadores de todos los tiempos. Pero pocas veces algún video puede ser tan motivante como este que les dejo a continuación. Parece que el mismo Dios bajó de las alturas para dar una demostración de cómo verdaderamente se nada, tal es la gracia, técnica impecable y fluidez que tenía esta nadadora hungara.

Si desea motivar a sus nadadores cuando esten aburridos, con pocos deseos de nadar, pongales este video que a continuacion les muestro:

La nadadora húngara ganó siete medallas olímpicas, cinco de ellas de oro, en los Juegos de Seoul 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. En Seoul 88 se coronó campeona olímpica en los 200 espalda, obteniendo la plata en los 100. Era apenas una niña, con solo 14 años, unos 45 kilogramos de peso y de menor estatura que las colosales nadadoras de la antigua Alemania Democrática. Fue la atleta más joven en la historia de los Juegos Olímpicos en alcanzar el oro. Su técnica insuperable, unida a una excelente preparación en manos de su entrenador Kiss Laszlo hicieron lo imposible.

Krisztina Egerszegi con 14 años, apenas comenzando su leyenda al lado de la también legendaria alemana Kristin Otto, en Seoul 1988.

En el Campeonatos del Mundo de Perth, Australia, 1991, se llevó las dos preseas aúreas en los 100 y 200 espalda, consagrándose definitivamente como la mejor del mundo en esas dos distancias. Ya nadie podía batirla. Ese mismo año rompió los records del mundo en ambas distancias en el campeonato de Europa, dejando claro que no solo era la mejor del mundo, sino la mejor de todos los tiempos hasta ese momento. Pero hizo aún más, su record de 2:06:62 fue tan impresionante que duró más de 15 años sin ser destruido.

En Barcelona 1992 se convirtió en la reina indiscutible de los Juegos, ganandoo los 100, 200 espalda y los 400 estilos. EN Atlanta 96 se despidio de la natación, ya con 22 años, ganando su prueba favorita, los 200 metros espalda.

Juegos Olímpicos Atlanta 1996, Oro en 200 metros espalda

Pero mas allá de sus resultados deportivos, es de admirar la infinita técnica desplegada por esta increíble nadadora, que entre otras cosas, echó por tierra la teoría de nadadoras fuertes y con grandes espaldas, cosa que todavía muchos defienden. La renian húngara, cinco veces campeona olímpica, era delgada en extremo y pequeña en comparación con cualquiera de sus rivales.

Su famoso record, que duró más de 15 años. Campeonato de Europa, 1991. Verdaderamente impresionante, y la final de Barcelona 1992, 400 estilos.

Final de los 100 y 200 Espalda, Oro, Barcelona 1992

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.