La soledad del nadador

Comúnmente se habla del placer de nadar o las ventajas de este deporte. Pero en realidad, un nadador de verdad implica ser un tipo extremadamente solitario. Nunca he conocido buenos nadadores que se caractericen por su excelente vida social. No es un deporte de equipo. Normalmente son personas de marcado contraste con los grupos. Es muy parecido al atletismo pero más solitario aún.

La Soledad del nadador:

El nadador es un tipo solitario, no solo en el sentido de que nadie lo acompaña para entretenerse mientras nada, sino que además el paisaje a ver es extremadamente monótono. No hay nada que ver excepto agua y fondo, agua y fondo, pared, de nuevo agua y fondo. Normalmente un nadador se mete dentro de sí mismo mientras nada, sobre todo distancias largas, a veces tanto que hasta pierde de vista el fondo, nadando ligeramente en curva. Su mente se esconde dentro de sí mismo, pensando en la película del día anterior o el último grito que el entrenador le lanzó para que mejorara la técnica o nadara más rápido.

Muchos niños se aburren de la natación. Es común incluso en adultos que aprenden. Y es que la vida social en natación es muy dificil. Si nadas no hablas y si hablas no nadas.

Las competiciones:

Es común en natación ver a los espectadores (normalmente personas que no han nadado competitivamente antes) alentar a gritos al nadador. Este rara vez escucha algo fuera del eterno chocar de sus manos con el agua. Y de igual manera casi no puede ver tampoco a quien lo alienta.

Tampoco el nadador es una persona que gusta de nadar solo. Muchas veces prefiere tener alguien a su lado nadando a su mismo ritmo, aún cuando no haya conversación de ningún tipo. Es como tener un apoyo en momentos difíciles.

No hay nada agradable en el comienzo de su aprendizaje. Cuesta enorme trabajo mantenernos en posición horizontal y sobre todo… respirar. Cuánto sufrimos al aprender a respirar!!. Para muchos hace tanto tiempo que ya lo olvidamos pero cuando vemos cómo alguien aprende, viene a la memoria aquellos cruentos días en que no podíamos hacerlo… y nos compadecemos de cierto modo por esa persona.

En la misma medida que es solitaria, es ingrata. Solo una semana en casa sin nadar y la natación se venga crudamente de nosotros, dejándonos sin aliento a las primeras brazadas fuertes.

El entrenamiento:

La soledad del nadador hace que olvidemos que estamos entrenado. De pronto llegamos a la esquina y encontramos al entrenador: Ah, sí, este tipo aún se encuentra cerca! Recobramos la conciencia de lo que estabamos haciendo y escuchamos pacientemente, resigandos, las duras críticas por estar entretenido. Luego de tanto esfuerzo, solo recibimos un grito tras otro, mientras el pecho sube y baja del esfuerzo anteriormente realizado. Lo intentamos pero no sale, mientras nuestro coach nos observa con una mirada que nos partiera en dos si pudiera.

Y por qué nos gusta nadar?

Creo que hay varios motivos. A unos les gusta la soledad del deporte, a otros el placer de deslizarse suavemente por el agua, o ver a su competidor vencido y escuchar al público enardecido… o enmudecido si el rival es de su bando. También está el hecho de retarnos a nosotros mismos para ver hasta donde podemos llegar con nuestro cuerpo.

Pero más allá de todo lo anterior, nos gusta nadar porque… no sabemos concretamente por qué, pero nos atrae la sensación de estar solos con ese líquido que nos aplasta, nos impide avanzar y respirar y aún así, lo vencemos y logramos deslizarnos fluidamente dentro de ella. Posiblemente recuerdos remotos de nuestra ascendencia acuática, sensaciones que solo un nadador tendrá en toda su vida.

Los dejo con este emocionante video, para mi gusto el mejor relevo 4×100 de todos los tiempos. Creo que solo un nadador que haya competido en un electrizante relevo podrá sentir a cabalidad.

Juegos Olímpicos Beijing 2008. Relevo 4×100 metros libres. En el tercer relevo el equipo americano pierde el primer lugar. Ahora solo queda Jason Lezak contra Alain Bernard. El francés Bernard es el campeón del mundo, con el tiempo más rápido de la historia. Lezak es rápido pero no tanto como él. Para colmo le lleva la delantera en la salida por casi un metro. Lezack va detrás, atenazado por la presión de su equipo, presionado por todo un país que confía (no queda más remedio) en su velocidad para ganar un relevo que no pierden desde hace más de veinte años. El público sus ojos fijos en Lezak, la mayoría dándolo por perdido. Es imposible que alcance a Bernard, el musculoso y supervelocisimo francés. Por otro lado, puede dejarlo ganar pues el francés ha salido primero en casi un metro. No se puede a estos niveles tan altos de calidad alcanzar a un tipo como Bernard. Pasan el primer 50 y ya es evidente que con más de un metro de diferencia Bernard es inalcanzable… o aún se puede vencer al coloso francés? Lezak no desiste y emprende nuevamente un viaje a lo imposible, alcanzarlo entonces en los últimos 50 metros, en los últimos 25 metros, en los últimos 10 metros, en los últimos… cinco metros!!!

Al final, un estadio olímpico entero grita enardecido, frenético. Han logrado convertir a miles de personas educadas con un alto nivel cultural en una manada de homínidos chillando. Un recuerdo que ni Bernard ni Lezak olvidarán mientras vivan.

Jason Lezak is coming amazing back!!!Lezak ganó con 46,06 segundos, la mejor marca de 100 metros en la historia de natación olímpica!!!

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

About The Author

Related Posts

9 Responses

  1. Livan

    Gracias amigo:Te faltó poner ahi en tu curriculum que eres mi amigo… y que creo que faltan muchas cosas… pero no las pusiste por modestia… por no hablar de ti mismo….(alguien dijo eso, te acuerdas?). Excelente esto. Cuidate

    Reply
  2. Estephany

    Gracias me fascinó saber todo aquello que mencionas. =) ser un nadador implica un enorme desgaste físico como espiritual. Pero lo último lo podemos solucionar. Sí, teniendo una relación personal con Dios, quien al fin y al cabo creó el agua. Agua que tanto necesita el nadador para llevar a cabo tarea tan noble como es nadar.Bendiciones =)

    Reply
  3. eliana

    Gracias por darnos a conocer parte de las emociones y experiencias de nuestros hijos, esto nos ayuda mucho para entenderlos y apoyarlos, muchas veces nosotros como padres vemos el entrenamiento desde otra perspectiva porque no estamos “inside de game”.Particularmente, estos tips, como madre me sirven de mucho para comprender a mis hijos.Nuevamente gracias profe por tu dedicación a los chicos y que hayas pasado UN FELIZ DIA DEL PADREbye

    Reply
  4. rita

    Creo profe que es la mejor emocion vivida y compartida por ud. con nosotros.Muchas gracias. debe de culturizarnos cada mes con sus conocimientos para estar acordes el grupo con voz e intromicemos sentimientos ganas voluntad para lograr grandes cosas con nuestros niños y con el equipo que hemos formado.

    Reply
  5. Raul Gomez

    Impresionante, te felicito. Creo que aunque tengas razon con respecto a la soledad de los nadadores, todos necesitamos tener nuestro tiempo y espacio a solas y el nadador encontro el de él, es como decir (estar como pez en el agua). Cuanto quisiera tener la posibilidad de que mis hijos aprendieran a nadar contigo. Te concidero uno de los mejores maestros que he conocido, y te lo digo como amigo, y alumno. Gracias maestro!!!!

    Reply
  6. jose francisco martinez atempa

    hola pofr.la natacion es un deporte que nos encanta competir con sigo mismo es lo bonito ya que para lograr metas a corto o a largo plazo se nesecita entrenar en un grupo pero de manera individual porque se veran reflejados tus resultados me gusto su ponencia breve pero sustanciosa saludos soy entrenador

    Reply
    • IVAN BOBADILLA

      Hola, totalmente de acuerdo con usted, Padrino, Profesor, maestro, entrenador, y querido amigo.. Un recuerdo que se ira conmigo hasta la tumba conocerte Paco..
      Recuerdo no era el mejor, pero todo el progreso de la natación lo logré contigo, gran parte delos logros que tengo, fue por el caracter que la natación me formó.

      Por todo y más..
      Muchas Gracias Paco.

      Ivan Bobadilla Martínez.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.